Formación de Mindfulness en Psicología Activa

Psicología Activa va a traer un curso de Mindfulness a sus instalaciones como parte de sus actividades.

El Programa mindfulness MBSR de 8 semanas es el primer programa que se hizo de mindfulness (se desarrolló en EEUU hace unos 30 años) y del que parte todo el movimiento actual. Está orientado a la reducción de estrés y la ansiedad pero no se queda sólo ahí ya que es un programa excelente para aprender técnicas de meditación, inteligencia emocional, comunicación consciente… enfocadas a manejarnos mejor a nivel psicoemocional y como crecimiento personal.

La estructura de las sesiones es la siguiente:

–   Espacio grupal donde compartir las experiencias y exponer dudas y dificultades con la práctica y el momento en que se encuentre cada uno en función de su necesidad emergente.

–   Prácticas de meditación concentrativas e introspectivas (respiración, sensaciones corporales, emociones…) que irán de más a menos guiadas según evolucione el grupo.  Así mismo se harán en algunas sesiones ejercicios físicos suaves para ampliar la conciencia corporal.

–   Contenido teórico de la sesión correspondiente: sesgos cognitivos, emociones, mecanismos del estrés y estrategias para afrontarlo, comunicación consciente, gestión del tiempo, habilidades para la vida…

–  Día de «retiro» donde haremos todas las prácticas que hagamos hecho en las sesiones.

La práctica diaria es FUNDAMENTAL entre sesión y sesión, para ello damos audios después de cada sesión.

Puedes consultarnos en nuestro email o teléfono

En total unas 30 horas de formación aproximadamente, el precio son 60€ de matricula y  el resto 200€ a pagar en varias veces si fuera necesario. Incluye como siempre el día de retiro de 8 horas y todo el material (libro, cd, apuntes….).

Bienvenido Otoño

Hoy día 22 de septiembre ha comenzado el otoño y, con él, el fin definitivo del verano y la vuelta a la rutina (tanto para los/as adultos/as, como para los/as más pequeños/as de la casa). Con este cambio de estación también llegan las múltiples publicaciones en diferentes medios y plataformas que se empeñan en hablarnos sobre el mal nombrado «síndrome post vacacional» y digo mal nombrado porque no corresponde con ninguna categoría diagnóstica con la que trabajemos los profesionales de la salud mental. Más bien parece ser otro ejemplo más de marketing y otro intento de medicalizar los cambios de humor esperables después de un periodo de descanso amplio y la obligada vuelta a la vida normal.

Antes de escribir sobre esto, he buscado artículos científicos que hablen sobre la existencia de este «síndrome» y no solo no he encontrado, sino que he podido comprobar que otros profesionales de la salud en general y de la salud mental en particular, han tratado de aclararse al respecto.

Algunos estudios y artículos de divulgación explican que en el caso de que la persona, al volver de las vacaciones presente un cuadro compatible con un episodio de depresión y/o ansiedad, puede que esta persona se encuentre viviendo otro tipo de circunstancias asociadas al ambiente laboral (o la escuela en caso de menores) que ya, antes de irse de vacaciones estuvieran presentes, como puede ser un caso de acoso o mobbing (bullyng en el caso de los/as peques). También explican que, en algunos casos, estas personas podían padecer un trastorno previo que ha sido «maquillado» por el periodo vacacional, saliendo a flote cuando vuelve a la rutina.

Por supuesto he encontrado muchos artículos y entradas de blog dedicadas a disminuir o eliminar los efectos de este «síndrome».

Bajo nuestro punto de vista, esto es otro ejemplo más de la medicalización a la que estamos expuestos/as como sociedad. La obsesión por «estar bien», «contentos/as» nos impide vivir el resto de emociones y de procesos vitales. El ser humano siempre ha necesitado de un tiempo para adaptarse a los cambios, pero esa adaptación no podemos convertirla en un «síndrome» simplemente porque no estamos tan felices como cuando estábamos tirados en la hamaca de la playa. Pensemos en todos los cambios que hemos tenido que afrontar durante nuestra vida, algunos nos habrán producido emoción (como el primer día en un trabajo deseado) o bien cierta ansiedad (como el primer día en un instituto nuevo) y no por eso le colgamos la etiqueta de síndrome. Aunque no parezca demasiado importante, el lenguaje nos afecta a la interpretación que las personas hacemos, si comenzamos a llamarlo síndrome y cada vuelta de vacaciones lo vivimos de una manera más disfuncional acabaremos por necesitar un ayuda farmacológica para afrontarlo.

Por esto, cuando vuelvas de tus vacaciones y te sientas algo decaído/a, cansado/a, deprimido/a o quizás con cierta ansiedad, recuerda que es un proceso normal de adaptación a la vuelta a la rutina. Date un tiempo, retoma tus actividades diarias placenteras y que te aportaban orden y equilibrio, y si ese estado de ánimo persiste, entonces si, consulta con una persona profesional de la salud mental.

Bienvenido Otoño!

Compartimos esta imagen de MR. Wonderfull, que nos ha encantado.

Taller de Padres y Madres

FECHAS: viernes 24 de Febrero, Viernes 10 de marzo, Viernes 24 de marzo, Viernes 7 de abril y Viernes 21 de abril. HORARIO: de 17:00 a 20:00.

CORRE, APÚNTATE!! SON PLAZAS LIMITADAS.

A partir del mes de Febrero lanzamos nuestra oferta de Talleres y el primero en salir del horno es nuestra estrella: el TALLER de ORIENTACIÓN para PADRES Y MADRES.

En este TALLER trataremos diferentes temas de insterés para PADRES Y MADRES de hijos/as menores de edad. El TALLER estará dividido en diferentes sesiones, de tal manera que podreis acudir sólo a una sesión, a varias o al TALLER completo.

Las sesiones serán:

  1. Autoestima en los progenitores y cómo afecta a sus hijos/as.
  2. Cómo prevenir en el uso de las nuevas tecnologías en sus hijos/as.
  3. Entiendes que es necesario hablar con tus hijos/as sobre sexualidad, pero no encuentras ni el modo, ni el momento.
  4. Herramientas para prevenir el acoso escolar y ciber acoso en sus hijos/as.
  5. Habilidades para mejorar la comunicación entre vosotros/as.
  6. Tema a elegir entre todos/as los/as participantes.

Además de tratar los temas de interés respecto a la infancia y adolescencia, haremos sesiones dirigidas a vosotros, como los pilares fundamentales para el desarrollo de vuestros/as pequeños/as, por eso trabajaremos vuestra Autoestima y habilidades de Autocuidado.

En cuanto a la fecha, comenzarán las sesiones a finales de febrero, principios de marzo, la perioricidad de las mismas serán cada dos semanas, publicitando la temática de cada sesión con tiempo, para que podais decidir si os apetece participar a alguna.

Si quereis más información, no dudeis en poneros en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o bien:

– info@psicologiaactiva.net

-Teléfono: 951 150 592 // 647 40 03 87

Felices Fiestas

Hoy en plena víspera de Navidad me decido a retomar el Blog de la página, con la intención de hablar sobre la deseada y temida Navidad. Y es que este es un tema que me interesa.

Resulta que tradicionalmente la Navidad es un época de Paz y amor, donde las familias quedan para celebrar las fechas más señaladas del año. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones más que Paz y Amor, acaban por provocar Ansiedades, Frutraciones varias y situaciones de lo más variopintas.

Me gusta hablar con las personas y preguntarles qué les espera en estas fiestas, qué planes tienen, si volverán a sus lugares de origen para celebrar estos días, etc. Encuentro multitud de respuestas, claro está. No hay una sola forma de celebrar la Navidad, pero lo que si me encuentro es que conforme más adultas son las personas, más frustración y malestar les suele provocar la Navidad (a excepción de aquellos/as padres y madres primerizos/as que hablan con la ilusión de su niño/a interior imaginando la misma ilusión en sus pequeños/as). El malestar puede venir porque hay seres queridos que faltan porque ya no están entre el mundo de los vivos, por los que no están por peleas y conflictos, así como los que no están porque comienzan a tener sus propias vidas (como son los/as hijos/as que van creciendo y pasan parte de las fiestas con las familias de sus parejas).

En estas situaciones, las personas tendemos a fijarnos en lo que «No Tenemos» o en «lo que Nos Falta», para ser felices, y noes cuesta mucho más fijarnos en lo que «Si Tenemos» que nos acompaña en estos días especiales. Esto hace que nos dificulte disfrutar del momento, del presente, de las personas que tenemos delante en el aquí y ahora, estando más entretenidas en pensar en las que no están por las razones que sean.

Creo que lo más adecuado, en estas fechas, como en otra cualquiera, es disfrutar de lo que sí nos acompaña, de la parte positiva que tenemos todos los días. No es fácil, porque por costumbre, tendemos a fijarnos en lo negativo, pero sí se puede conseguir poniendo especial atención.

Para resumir, desde mi pequeño espacio en internet, deseo a todas las personas una Navidad llena de conciencia de buenos momentos, de disfrutar del presente y saborear los detalles positivos que nos brindan las personas que nos acompañan. Deseo también que se olviden de lo que son «Unas Navidades normales» o de lo que debería de ser, simplemente, disfruten de su modo de celebrarlo, de su manera.

Felices Fiestas.

psicologia para adultos

¿Cuándo debo ir al Psicólogo/a?

Hay ocasiones en que las personas no aciertan a decidir cuándo es recomendable acudir a terapia psicológica y cuando no. Para decidir si buscas atención psicológica o no, debes valorar las siguientes cuestiones:

  1. Dejar de pensar que ir a terapia psicológica es sólo para las personas que están «locas».
  2. Diferenciar si ese momento malo en el que te encuentras es sólo un mal momento, o si es algo más recurrente y frecuente. Si se convierte en la regla general de tu vida el sentir malestar, entonces es recomendable que busques ayuda.
  3. Si te sientes tan triste que no puedes llevar tu vida normal, entonces es recomendable acudir a consulta.
  4. En el caso de que estés obsesionado/a por controlarlo todo, hasta el punto de tener conductas repetitivas que no te dejan seguir con tu vida, entonces también es buen momento para acudir a terapia.
  5. Si has sufrido un trauma en tu infancia, que vuelve a tu memoria, sería bueno que hablaras de ello.
  6. Si has sufrido por la muerte de un ser querido o una ruptura de pareja traumática, hablar de ello con una persona profesional, también será positivo para ti.

Hay muchos motivos para acudir a terapia, pero lo importante es que te sientas preparado/a para crecer y mejorar, a veces el miedo a «quitarnos nuestras defensas» no nos deja avanzar. Nosotros te podemos ayudar.